¿Cuánto hay que invertir para abrir un local de una franquicia líder en el país

En la Argentina, existen seiscientos cincuenta marcas ofertando franquicias baratas, cuya inversión inicial arranca en los 250 mil pesos, que es lo que cuesta una góndola de lencería en un shopping, mas llega a uno con cinco millón si se trata de local gastronómico.
Además de ese desembolso inicial, la persona que esté analizando ponerse una franquicia deberá tener en cuenta que algunas empresas demandan el pago de un «Fee de ingreso (que incluye el know-how, los derechos y la marca)», que en Argentina promedia los 55.000 pesos.

También hay un monto que el franquiciado le abona por mes al dueño de la marca, que puede ser una suma fija o un porcentaje sobre la facturación o las compras. Se lo llama royalty. Ciertas empresas prefieren no cobrarlo y también incluir lo en los precios de mercancías o materias primas.

Para finalizar, se debe pagar un canon de propaganda de entre el 1 y dos por ciento de las ventas, que se destina a un fondo con el que efectúan acciones de marketing y publicidad de la marca.

Consultados por minutouno.com, referentes de este negocio señalaron a modo de ejemplo que:

– Una góndola en un shopping de lencería, como la marca de calzoncillos Eyelit, requiere una inversión que arranca en los doscientos cincuenta mil pesos.

– Abrir un comercio de vestimenta y calzado, como Quiksilver, Kevinsgton o bien Sarkany, requiere un desembolso de 2 millones de pesos más o menos.

– Entre 1 y uno con cinco millón de pesos es la inversión requerida para estrenar un local gastronómico, como Freddo, Almacén de Pizzas o bien Café Martínez (que cuenta con 128 locales en Argentina y quince, en el exterior, el último estrenado recientemente en Pakistán)

En nuestros días, existen veinticinco mil puntos de venta franquiciados y el ámbito emplea a más de 190 mil trabajadores «más del doble que el campo automotriz», destacaron desde Franchising Company, consultora experta en desarrollo y gestión de franquicias.

El directivo de Franchising, Marcelo Schijman, destacó en diálogo con minutouno.com que las franquicias que más medraron en dos mil catorce fueron: la marca de ropa Pampero, que después de haber sido comprada por el Conjunto Cardón, abrió más de sesenta franquicias en un año; Subway (cuya especialidad son la venta de sándwich), que cuenta con ciento cuarenta locales; la cadena de helados Grido, con mil trescientos ochenta comercios en todo el país; y Kevington, que llegó a las 300 franquicias.

El especialista destacó también la compañía Desimone, dedicada a la fabricación de bolsos y accesorios con diseños exclusivos, y La Mercería, la marca de indumentaria y accesorios de tendencia para la mujer, «han crecido de forma exponencial en escaso tiempo».

Conforme a esta consultora, el mercado de franquicias creció 18 por ciento en el período octubre 2013 – dos mil catorce, un 40 por cien más de lo registrado en el período anterior, mientras que la facturación del sector en dos mil trece fue de 50.000 millones de pesos.

Se consolidaron los rubros de tendencia y accesorios, que abarcan un 33 por ciento del mercado, y los de servicios y gastronomía que abarca el sesenta y siete por ciento sobrante. Además, se estipula un crecimiento del veintidos por cien para el 2015. En su último informe del ámbito, la asesora estableció que el 90 por ciento de las franquicias en Argentina son nacionales.

Por su parte, los ámbitos de vestimenta, accesorios y gastronomía evidenciaron un desarrollo mayor, abarcando un 69 por cien del total del mercado. También, en el último año se registró un aumento del rubro formación y de supermercados, y se consolidaron sectores como el de la cosmética, ópticas y artículos de diseño.

Las razones por las cuales se da este fenómeno son varias: fortalecimiento de la imagen y posicionamiento de las marcas franquiciantes, crecimiento de los franquiciados activos, la incorporación de nuevos rubros, la profesionalización del negocio, entre otros.

Para este año, se estima un desarrollo del sector en un 22 por ciento , llegando a 700 las marcas que ofrecen franquicias. «El setenta por cien de los franquiciados piensa abrir un promedio de 5 locales en el período 2015-2016», señaló Schijman.

Para el director, «hoy las personas se aventuran más, son más emprendedoras y buscan retos constantes. Por eso, y desde el vértigo que da arrancar un proyecto de cero, procuran la franquicia como un punto intermedio: hacerse cargo de algo que les resulte propio mas que, al mismo tiempo, dé la seguridad de que es una marca famosa, admitida e incorporada por la gente».

Además del factor seguridad que brinda trabajar sobre una marca conocida, otro beneficio que brindan las franquicias es el veloz retorno sobre inversión (Return of Investment) para los inversores: en términos generales, las franquicias de vestimenta permiten que se recupere la inversión a lo largo de los primeros un par de años, y por norma general ofrecen un MarkUp sobre el costo del 100 por cien