El mayor supermercado ecológico de Europa desde Valencia

José Navarro, con 32 años, es la consecuencia de una larga y acreditada estirpe de herbolarios valencianos, aunque formateado en la Facultad de Economía. Junto a sus dos hermanas, Paula y Carmen, ha «mamado» la cultura de la medicina natural y ha imprimido un salto cualitativo al negocio que le legaron sus padres, Herbolario J. Navarro. La historia de esta casa empezó, por lo menos, en 1771 y ha ido pasando de padres a hijos.

A finales de los sesenta el establecimiento rompió la ortodoxia introduciendo productos dietéticos como la jalea real, levadura de cerveza o germen de trigo, y su abuela quería echar a su padre por alejarse de las hierbas. En los setenta llegaron las primeras galletas dietéticas, el primer pan integral de Valencia y la primera alimentación para diabéticos y celíacos. En los ochenta, irrumpieron los productos naturales y ecológicos, y en los noventa la tienda se amplió, intensificó la variedad de productos ecológicos y dio el vuelco hacia un supermercado ecológico con sello de calidad. Puedes ver una guia de franquicias en http://www.gaf-guidefranquicias.com/.

Hoy el establecimiento es el más grande del sector que existe en Europa, y el más importante de España. Dispone de 1.500 metros cuadrados y en él trabajan 50 personas para atender a los más de mil clientes que entran a diario. En el año 2000, conscientes de que Herbolario J. Navarro era «la mejor tienda de España», decidieron crecer para no quedarse atrás. Valoraron que era mejor abrir franquicias que tiendas propias, así «la expansión podía ser más cómoda y más rápida». «Decidimos que la expansión tenía que ser como una mancha de aceite», describe Navarro. El 15 de julio de 2001 se inauguró la primera en Valencia bajo la marca Terra Verda. Ahora ya hay 18 tiendas repartidas por la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Cataluña, Baleares y Madrid.

Para controlar el producto desde origen crearon marcas propias. Para la medicina natural y productos naturales eligieron Terra Verda. Para los ecológicos con aval de garantía, Biocesta. Bajo la marca Codonyer & March, los apellidos de sus dos abuelas, agruparon tes, cafés, mieles y derivados. Los productos de alimentación especializada en celiacos los agruparon bajo el nombre Noneglu, mientras que la marca Aloe Vera engloba una línea de productos de cosmética elaborados con esta planta. Finalmente, reservaron la marca J. Navarro para hierbas, especias y algunas mieles.Resultado de imagen para supermercados

El establecimiento ha incorporado una cafetería para degustación de alimentos cultivados sin pesticidas ni productos químicos. Por las mañanas hay comidas vegetarianas para llevar, como paellas o lasañas de verduras. Incluso dispone de carnes ecológicas envasadas. La obsesión es que el cliente tenga todos los productos «como si fuera un supermercado»: desde compresas ecológicas a alimentación, bebidas o champú.

Herbolario J. Navarro tiene unas 34.000 referencias en sus estantes y no tiene un prototipo de cliente; su clientela es «supervariopinta», según Navarro.

España es el primer país en producción agrícola y ganadera ecológica, pero está a la cola en consumo. Navarro defiende, en general, la garantía de los productos ecológicos por el control que existe. Y porque el sector ecológico «es más ideológico que económico»: «Los que estamos aquí lo hacemos por principios».

Acaban de crear la Fundación José Navarro para la Alimentación Inteligente, que será presentada en breve. «Es la alimentación verde (ecológica), responsable (no utiliza más energía que la que corresponde) y saludable (como defendía Hipócrates)».