Este “finde” largo fue uno de los mejores del año en las Sierras de Córdoba

Junto con el clásico de Semana Santa, y en los últimos años con el nuevo de Carnaval, el fin de semana largo de octubre –aunque de tres y no de cuatro días– es uno de los que desde hace décadas más movimiento turístico genera en Córdoba. En 2016 no falló: en todos los valles serranos se respira conformidad no sólo con la afluencia, sino además con el nivel de gasto observado, superior a la del turista promedio de las vacaciones de verano o de invierno.

Los registros de ocupación fueron de entre 70 y 100 por ciento, según los casos. Las localidades con eventos convocantes mostraron los mejores registros.

Villa General Belgrano, con su Oktoberfest; La Cumbre, con una de sus movilizantes competencias de mountain bike, y La Falda, con la revitalizada Fiesta Nacional del Alfajor, sirven de ejemplos.

El clima fue un aliado. Con sol y calor, se sumó el movimiento decidido, a último momento, de más cordobeses. En ríos y en lagos no faltaron las escenas de los primeros bañistas de la temporada.

Como cada año para esta fecha, fue Calamuchita la región más movida. Unas 80 mil personas entre el viernes y ayer ingresaron a la Fiesta Nacional de Cerveza, de Cabañas Villa General Belgrano. Sólo el sábado hubo 22.500 personas en el nuevo predio, estrenado este año fuera ya de la zona céntrica. Pero la cifra de visitantes que recorren la zona sin pagar para entrar a la fiesta es dos o tres veces superior.

La mayoría de las localidades de Calamuchita reportaron una ocupación superior al 90 por ciento. Villa General Belgrano y La Cumbrecita rozaron el 100 el sábado.

Este año, la demanda no alcanzó para derivar visitantes hasta ciudades más alejadas como Alta Gracia o Río Tercero, tal como ocurrió hace unos cinco o seis años. Sin embargo, en los próximos días se verá si se ha quebrado el récord de 55 mil entradas vendidas al predio cervecero, de hace algunos años (los vecinos que vivan en cabañas en Villa General Belgrano entran gratis).Una multitud en la Oktoberfest de Villa General Belgrano (La Voz).

Santa Rosa estuvo al 90 por ciento e inauguró el evento “Sonidos y Sabores del Mundo”, con los food trucks (camiones con comidas) y espectáculos. Según su Secretaría de Turismo, unas 10 mil personas visitaron esa propuesta.

La Cumbrecita colmó sus 800 plazas disponibles. “Si teníamos 100 más, las alquilábamos sin problemas”, graficó Janina Quinteros, directora de Turismo.

Villa Rumipal, que sumó el noveno encuentro internacional de jets a radiocontrol (aeromodelismo), ocupó al 95 por ciento de sus plazas, según Facundo Suárez, su director de Turismo.nto con el clásico de Semana Santa, y en los últimos años con el nuevo de Carnaval, el fin de semana largo de octubre –aunque de tres y no de cuatro días– es uno de los que desde hace décadas más movimiento turístico genera en Córdoba. En 2016 no falló: en todos los valles serranos se respira conformidad no sólo con la afluencia, sino además con el nivel de gasto observado, superior a la del turista promedio de las vacaciones de verano o de invierno.

Los registros de ocupación fueron de entre 70 y 100 por ciento, según los casos. Las localidades con eventos convocantes mostraron los mejores registros.

Villa General Belgrano, con su Oktoberfest; La Cumbre, con una de sus movilizantes competencias de mountain bike, y La Falda, con la revitalizada Fiesta Nacional del Alfajor, sirven de ejemplos.

El clima fue un aliado. Con sol y calor, se sumó el movimiento decidido, a último momento, de más cordobeses. En ríos y en lagos no faltaron las escenas de los primeros bañistas de la temporada.

Tag: cabañas en villa general belgrano cordoba