Perú: descubren 50 nuevas líneas en el desierto de Nazca

Arqueólogos anunciaron el descubrimiento de cincuenta nuevos dibujos trazados en el desierto de Nazca, en la provincia de Palpa, en Perú, que consiguieron descubrir usando drones y datos satelitales. Estas pueden visitarse adquiriendo paquetes de viajes variados.

Las líneas marcadas en la superficie terrestre son demasiado finas para ser vistas por el ojo humano.

Una de las imágenes más recientes capturada por un dron muestra múltiples líneas rectas sin un patrón distinguible, que seguramente se hicieron en diferentes instantes y para diferentes propósitos, conforme propagó National Geographic. Ellos financiaron la investigación.

Los especialistas estiman que las líneas recién descubiertas pertenecen a la cultura Nazca, que dominó el área desde el doscientos a.C. hasta el setecientos d.C.

No obstante piensan que ciertas de ellas fueron efectuadas por las etnias Paracas y Encontrará entre quinientos a.C. y doscientos d.C.

En contraste a las icónicas líneas de Nazca, la mayor parte de las que solo son perceptibles desde el aire, los glifos (término que llama los signos grabados en una superficie) de Paracas fueron puestos en las laderas de las montañas, haciéndolos perceptibles para los pueblos que se hallaban a sus pies.Descubren nuevas líneas de Nazca (Proyecto Palpa Nazca).

Justamente, uno de los circuitos más pedidos por los turistas que llegan a Perú, aparte de Machu Picchu, las playas del norte y la gastronomía, es hacer paseos desde el aire para ver las distintas figuras.

El arqueólogo peruano y codescubridor de los nuevos glifos, Luis Jaime Castillo Butters, aseguró que «la mayor parte de estas figuras son guerreros» y que «podían ser vistos desde determinada distancia, con lo que la gente los hubiese visto; mas con el tiempo, fueron borrados por completo».

Los nuevos geoglifos -escritura en la tierra- añaden datos vitales sobre la enigmática cultura Encontrará, que marcó la transición entre los Paracas y los Nazca. Conforme los especialistas, siglos ya antes de las conocidas líneas de Nazca, la gente en la zona experimentaba con la fabricación de geoglifos enormes.

«Esto quiere decir que es una tradición de más de mil años que antecede a los conocidos geoglifos de la cultura Nazca, lo que abre la puerta a nuevas hipótesis sobre su función y significado», aseveró el arqueólogo del Ministerio de Cultura de Perú Johny Isla.

Castillo, quien asimismo es maestro de la Pontificia Universidad Católica del Perú y ex- viceministro de Patrimonio Cultural del país, defendió a lo largo de un buen tiempo el empleo de drones y otras técnicas de cartografía aérea para clasificar sitios arqueológicos y asegura que de los cien mil sitios arqueológicos estimados en Perú, solo unos cinco mil han sido adecuadamente documentados sobre el terreno.

Isla y Castillo trabajaron en conjunto con la arqueóloga espacial Sarah Parcak, quien tras ganar el Premio TED en dos mil dieciseis, creó la iniciativa GlobalXplorer, que capacita a científicos para examinar imágenes satelitales de sitios arqueológicos y señales de saqueo.

«Cuando pensábamos a qué países iríamos… Debía ser un país que todos en el planeta supiesen que era esencial, donde el Ministerio de Cultura estuviese abierto a nuevas tecnologías, y donde la mayor parte de los sitios estuviesen fuera de la vista y fuesen bastante simples de advertir. Y Perú claramente se ajusta a la ley», aseveró Parcak.

Ver mas en https://www.despegar.com.ar/